Web Analytics

El idioma en tiempos convulsos.

domingo, 17 de mayo de 2020 20:12

por Andrés Vázquez López para #BuenasPersonas

“Nadie es la patria pero todos lo somos” Jorge Luis Borges

En unos tiempos convulsamente tramposos, a la manipulación interesada que nos invita a confundir el significado con el significante(1) en el lenguaje se le viene añadiendo, como signo de exclusión, el uso de una u otra lengua como arma ideológica arrojadiza. El idioma como vehículo de entendimiento dialéctico común queda relegado a un segundo plano, y el multilingüismo pierde su valor intrínseco en función de la bandera política que se enarbola.

En Galicia, desde que la Real Academia Gallega lo instituyó en el año 1963, todos los 17 de mayo se celebra el Día das Letras Galegas. La fecha se debe a que en tal día como ése, en 1863, se publicó en la ciudad de Vigo el primer ejemplar de la obra “Cantares gallegos”, de Rosalía de Castro, que marcaría el inicio del llamado "Rexurdimento" (resurgimiento) cultural del gallego. Con él se pretende homenajear a aquellas personas que han destacado por su creación literaria en idioma gallego  o por la defensa del mismo(2).

En la celebración del año 1980, fue el toledano Alfonso X, rey de Castilla y León. El motivo, sus composiciones líricas: cantigas de amor, escarnio, y especialmente sus Cantigas de Santa María del Puerto, escritas en gallego-portugués medieval por él y otros autores de su corte. A pesar de haber pasado bastante desapercibido para la historia europea, sus relaciones con otros reinos cristianos trascendieron las meras relaciones diplomáticas y tampoco se limitó a escaramuzas bélicas con el mundo islámico. Es conocido que durante su reinado convivieron cristianos de diferentes lenguas, una minoría judía y una población musulmana. Impulsó al castellano como idioma común frente al latín. Así, promovió la Escuela de Traductores de Toledo. Organizó grupos de eruditos y escritores, judíos, moros y cristianos, que prepararon ediciones de obras monumentales bajo la dirección personal del monarca. Es el caso de tratados científicos traducidos del árabe, como los quince Libros del Saber de la Astronomía, tratados de legislación, como el Fuero Real o Las Siete Partidas(3) (por cierto, el segundo cuerpo legislativo después del Fuero de Avilés que ya en el año 1076 recogía el “medianedo” como jurisdicción extraordinaria y que reconoce –en pleno siglo XIII, hace más de 700 años atrás- otro medio alternativo de resolución de conflictos, el arbitraje o “juzgadores de albedrío” en lengua romance, “escogidos para librar algún pleito con otorgamiento de ambas partes”) y espectaculares compilaciones históricas, la Historia de España o la Primera Crónica General de España. (Algunas de las cuales también fueron traducidas al gallego de la época).

Menos conocido es que parte de su infancia transcurrió en tierras de los condes de Traba (ayos reales) en la Galicia interior, en el Castillo de Maceda, situado en el actual municipio de su nombre, en la provincia de Ourense. Es lo que recoge la tradición, también que fue entre las piedras de esa fortaleza donde Alfonso se crió y que es ahí donde aprendió el gallego con el que más tarde escribiría sus más famosas composiciones líricas. Algo que no impidió que su obra futura sentara la base lingüística e intelectual de la cultura en castellano.

En los últimos dos mil años en lo que hoy es España se han hablado no menos de una veintena de lenguas o idiomas(4). Lo que el mundo conoce hoy como español se habla como lengua oficial en una veintena de países, cuya población sumada a aquellos en los que se habla de forma no oficial, ofrece un total entorno a 600 millones de personas. En algunos países es cooficial con otras lenguas y, en muchos de ellos coexiste con idiomas o dialectos tribales, étnicos o locales, sin mayor conflicto. Tampoco parecen estar preocupados por que pueda poner en riesgo los signos de su identidad nacional, ni cultural. En Internet –esa aldea global virtual- es la tercera lengua más utilizada, después del inglés y el chino.

La intolerancia, como desgraciadamente comprobamos a diario, no es patrimonio exclusivo de nadie, a pesar de que algunos la cultivan con esmero. En unos casos responde a estrategias políticas, de mayor ambición que real recorrido, a salvo del daño en la convivencia que efectivamente ocasionan. En otros es puro "amateurismo" individual, en ocasiones con consecuencias mal calculadas(5).

Frente a la beligerancia de algunos, otros optan por no inclinarse por la discordia y la descalificación continua. Prefieren el respeto antes que la violencia verbal y cultural. La educación para una cultura de paz también excluye la violencia cultural y es independiente de la lengua en que se exprese.


(1) El término significante se utiliza en lingüística estructural y en la semiótica para denominar aquel componente material o casi material del signo lingüístico y que tiene la función de apuntar hacia el significado (representación mental o concepto que corresponde a esa imagen fónica.

(2) En realidad nadie conoce con certeza cuántos idiomas hay en el mundo, aunque se estima que la cifra rondaría los 7.000. El gallego (galego) es una lengua romance del subgrupo galaico-portugués hablada principalmente en la comunidad española de Galicia. Está estrechamente emparentado con el portugués, con el que formó unidad lingüística (galaicoportugués) durante la Edad Media. También se hablan diferentes variedades del gallego en la comarca del Eo-Navia, en el oeste de Asturias, y en el Oeste de las comarcas de El Bierzo y Sanabria, al noroeste de Castilla y León. Algunos lingüistas también consideran como parte de la lengua gallega el habla de los tres pueblos del Valle de Jálama, en el extremo noroeste de Extremadura, llamada localmente fala o con un nombre local para cada pueblo. Tiene carácter oficial junto al castellano en virtud del Estatuto de Autonomía de Galicia. Al amparo de la Constitución española de 1978, el Estatuto de Galicia, reconoce a esta Comunidad Autónoma su condición de nacionalidad histórica.

(3) El código legal que más años ha estado vigente en lo que hoy es España, se mantuvo como cuerpo legislativo general hasta el s. XIX. Su vocación de corpus iuris general ya lo reflejaba su nombre original “Libro de las Leyes”, si bien a partir del XIV se empezó a denominar como libro de Las Siete Partidas por estar estructurado en siete partes bien diferenciadas. Las Siete Partidas fueron el derecho general que se aplicó primero en toda España con los Reyes Isabel y Fernando, y después en América y buena parte del Imperio español. Su fuente principal es el “Corpus Iuris Civilis”, la gran compilación de derecho romano del emperador Justiniano. También se recogieron los Fueros, que eran normas jurídicas locales que regían una ciudad o comarca, y jurisprudencia. La obra integra todo el Derecho romano y castellano de la época junto al derecho canónico, al derecho feudal y a la filosofía.

(4) Para no remontarnos demasiado atrás en el tiempo, y sin pretender ser exhaustivo, en lo que hoy es España se ha hablado celtíbero, latín, castellano (una lengua romance, derivada del latín vulgar, que en el Medievo fue la lengua común de lo que hoy sería Castilla y León, Madrid, Castilla La Mancha y parte de Extremadura), gallego-portugués (en tierras de lo que hoy sería Galicia, Portugal, la región occidental de Asturias y las provincias de Zamora y parte de León. Ambos idiomas, el gallego y el portugués, no se separaron hasta después del siglo XII), el asturleonés (en sus variantes de asturiano, leonés y mirandés, se hablaba en lo que hoy sería Asturias, las provincias septentrionales de Castilla y León, Cantabria y las comarcas de Galicia limítrofes con Asturias, así como en una pequeña región de Portugal, Miranda do Douro), el cántabro (Cantabria), el castúo (Extremadura), mozárabe (en Al-Andalus y territorios ocupados durante el dominio árabe), aragonés (en lo que hoy sería Aragón, algunas comarcas occidentales de Catalunya y diversas comarcas orientales de Navarra), el occitano-románico (hasta el siglo XI, que se ramifica en el catalán, el balear, el valenciano y el occitano. Este último se hablaba en las islas de Cerdeña, Córcega y en zonas del sur de Francia también), y el euskera (en Euskadi, Navarra y buena parte de La Rioja, así como en el sur de Francia). 

Actualmente la Constitución Española de 1978 establece en su artículo 3 que "El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección."

 http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=3&tipo=2

(5) “Los 8,6 millones de personas que llaman a esta ciudad su hogar hablan más de 200 lenguas. Todos ellos son neoyorquinos y todos ellos son bienvenidos aquí.” Bill de Blasio, Alcalde de Nueva York. “La ciudad de Nueva York tiene una ley de derechos humanos que protege contra la discriminación y el acoso en función del estado migratorio o el origen nacional. La Comisión de Derechos Humanos de la ciudad puede investigar posibles violaciones y cobrar multas. La comisión dijo que estaba al tanto del asunto Schlossberg, pero no hizo ningún comentario sobre si era o sería objeto de una investigación.” Echan de su oficina al abogado que insultó a unos dependientes por hablar español en Manhattan, La Vanguardia, 19/05/2018 http://www.lavanguardia.com/internacional/20180519/443694945104/echan-oficina-abogado-insulto-hablar-espanol-nueva-york.html



El término significante se utiliza en lingüística estructural y en la semiótica para denominar aquel componente material o casi material del signo lingüístico y que tiene la función de apuntar hacia el significado (representación mental o concepto que corresponde a esa imagen fónica).

Hecho con ❤ por #BuenasPersonas