Web Analytics

Las #BuenasPersonas y la Credibilidad

martes, 24 de marzo de 2020 18:07

Como ya hemos visto y desarrollado en artículos anteriores, la confianza se construye con: a) calidad, b) conocimiento, c) coherencia, d) credibilidad, e) creatividad, f) consistencia, y g) compromiso.

En las personas la cualidad de ser creíble se conoce con el nombre de credibilidad y como ya sabemos es uno de los elementos que componen la confianza en las #buenaspersonas y los buenos profesionales.

La credibilidad, por lo tanto, hace referencia a la capacidad de ser creído, y al igual que con la coherencia, no está vinculado a la veracidad del mensaje. La credibilidad está directamente relacionada con los componentes objetivos y subjetivos que hacen que otras personas crean (o no) en dichos contenidos; lo que nos acerca aún más a nuestro objetivo de generar o crear confianza.
Para tener credibilidad, la persona deben generar confianza en los demás.

El concepto ha evolucionado de forma muy interesante.
Platón distinguía entre lo «creíble» (mundo real) y lo «verosímil» (mundo aparente), sostuvo que «[…] la gente no se inquieta lo más mínimo por decir la verdad, sino por persuadir, y la persuasión depende de la verosimilitud», en tal sentido, lo verosímil no es necesariamente lo verdadero (aunque puede serlo) sino lo que tiene apariencia de verdad.
Aristóteles sostuvo que lo verosímil es «[…] el conjunto de lo que es posible a los ojos de los que saben", y que «No es el oficio del poeta contar las cosas como sucedieron, sino como deberían haber sucedido y de modo verosímil", es decir, el concepto evoluciona hacia algo dedicado exclusivamente destinado a ser creído por sus formas y no por su contenido agregándole una connotación que el concepto no tenía en Platón, igualando «lo creíble» a «lo posible» (lo verosímil).

También hemos de tener presente la diferencia entre «credibilidad» y «crédito», pues como he señalado mientras el primero alude a la cualidad de la persona, el según hace referencia a la reputación, fama o buen nombre de la persona o institución de la que se trate.

La credibilidad personal no se crea de la nada: se cultiva con el tiempo, ¿cómo?, pues digamos que el proceso se asienta en los siguientes pilares:

Decir siempre la verdad

Actuar honorablemente en todos sus actos

Usar un lenguaje decente y depurado

Ser responsable, coherente, justo e imparcial

Colocar el interés social por encima del particular

Las #buenaspersonas y los buenos profesionales deber tener siempre presente que ganar credibilidad demanda toda una vida, sin embargo, para perderla basta con un segundo!

Es importante recordar que la base de la credibilidad debería ser siempre la honestidad, dado que ninguna persona logra construir confianza sustentada con mentiras y falsedad. Basta un segundo para que salga a la luz una mentira y quede al descubierto que la persona no ha sido honesta, lo que probablemente termine destrozando la credibilidad  (e incluso el crédito).

Como conclusión, vale decir que, en la base del marketing reputacional siempre vamos a encontrar confianza y que será necesario transmitir desarrollar (o adquirir) las credibilidad e  incluso el crédito personal.

Seguimos la semana próxima, no dejes de visitar nuestra página web seguimos buscando buenas personas que quieran sponsorizarnos.

Artículo publicado en Law&Trends

El término significante se utiliza en lingüística estructural y en la semiótica para denominar aquel componente material o casi material del signo lingüístico y que tiene la función de apuntar hacia el significado (representación mental o concepto que corresponde a esa imagen fónica).

Hecho con ❤ por #BuenasPersonas