Web Analytics

Las buenas personas no tienen edad

sábado, 8 de febrero de 2020 13:01

Con ayuda de su abuela construyó en el patio de su casa un colegio para que sus amigos no estén en la calle.

Nicanor es un niño de 12 años de edad y es el "maestro" y "director" de una escuela que fundó en el patio de la casa de su abuela.

Es un poco un juego pero tiene mucho de realidad. En San Juan hay una pequeña escuela creada por y para chicos. La fue armando un nene de 12 años en el patio de la casa de su abuela, en un proyecto que hoy resulta fundamental para un grupo de chicos de distintas edades del barrio Las Piedritas, a pocos kilómetros de la capital.

Hoy tiene seis cursos de primaria y también jardín. Por la mañana, Nico va al colegio y cuando regresa, transmite lo que aprendió a sus propios alumnos. "Vi que había muchos chicos por la calle, jugando y dando vueltas y le dije a mi abuela que iba a hacer una escuela y ahí empezamos".

La abuela Ramona también participa preparando la merienda para los chicos. Ella no puede contener la emoción que le genera ver el gigante acto de su nieto de 12 años. Dice que está ahorrando para comprarle a Nico una bicicleta nueva para su viaje de 40 minutos hasta la escuela y que ruega cada noche para que el pequeño pueda superar las adversidades: "Sólo le pido a Dios que me dé vida para pagarle los estudios".

La noticia completa fue publicada por Clarin y puedes leerla aquí.










El término significante se utiliza en lingüística estructural y en la semiótica para denominar aquel componente material o casi material del signo lingüístico y que tiene la función de apuntar hacia el significado (representación mental o concepto que corresponde a esa imagen fónica).

Hecho con ❤ por #BuenasPersonas